My Book Resume

El Sol brilla

Valoración 4.8
de 11

El Sol brilla
Anthony Ray Hinton

Este libro es la impactante, trágica y, en última instancia, inspiradora historia de la lucha de un hombre inocente por la libertad. Declarado culpable de dos asesinatos que no cometió, Anthony Ray Hinton pasó casi treinta años en el corredor de la muerte. No sólo nunca perdió la esperanza, sino que encontró una forma de vivir, de encontrar la amistad y de conseguir la libertad.

En este libro, aprenderá:

  • Cómo Hinton escapó de su celda sin salir de ella;
  • Cómo la vida en el corredor de la muerte puede borrar las diferencias ideológicas; y
  • Por qué Hinton eligió perdonar en lugar de resentir.

15 min.

Anthony Ray Hinton

Anthony Ray Hinton es un defensor de los derechos humanos y la justicia social estadounidense, conocido por haber pasado casi 30 años en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió. Nacido en Alabama en 1956, Hinton fue condenado en 1985 por dos asesinatos basados en pruebas inadecuadas y un juicio injusto. Con la ayuda del Equal Justice Initiative y su fundador, Bryan Stevenson, Hinton fue exonerado y liberado en 2015. Desde su liberación, Hinton ha dedicado su vida a abogar por la reforma del sistema judicial y a concienciar sobre las injusticias del sistema penal. Es autor del libro "The Sun Does Shine: How I Found Life and Freedom on Death Row", que relata su historia de resistencia y esperanza. Su trabajo y su vida sirven como un poderoso testimonio de la importancia de la justicia y los derechos humanos.

La opinión de My Book Resume:

Descubra cómo un hombre encontró la vida y la esperanza a pesar de enfrentarse a una terrible injusticia.

En 1985, un caluroso día de verano en Alabama, Ray Hinton estaba cortando el césped de su madre. No tuvo miedo cuando la policía vino a detenerlo, porque sabía que no había cometido ningún delito.

Lo que no sabía era que pasarían casi 30 años antes de que recuperara la libertad. No sabía que pasaría 28 años en el corredor de la muerte, viendo cómo conducían a otros presos a la silla eléctrica, situada a escasos 30 metros de su celda.

El de Hinton es un caso de manual de error judicial. Pobre y negro, Hinton tenía pocas posibilidades de ganar su juicio inicial, a pesar de las claras pruebas que apuntaban a su inocencia. Tuvo que sufrir la indignidad y la tortura psicológica del aislamiento en el corredor de la muerte hasta que un tenaz abogado luchó durante muchos años para conseguir su liberación.

Aunque se enfrentó a circunstancias que nos destrozarían a la mayoría, Hinton encontró una especie de libertad, esperanza y vida en el corredor de la muerte. Sintió una profunda compasión por sus compañeros de prisión, descubrió su poderosa imaginación y, sobre todo, mantuvo la esperanza.